Cómo contratar un seguro de hogar

Al igual que cuando compramos un vehículo este debe tener su seguro en regla, cuando compramos una vivienda lo ideal es que contemos con un seguro de hogar. Decimos “lo ideal” porque no es obligatorio tenerlo a menos que la vivienda esté hipotecada.


Pero que no sea obligatorio no quiere decir que no sea recomendable.

Seguramente hayas oído alguna vez algún caso de inundación en una propiedad o alguna tragedia en viviendas causada por catástrofes naturales o por algún incendio forestal. Es probable incluso que alguien cercano a ti haya vivido alguna situación así.

Por ello, en todos los casos, lo ideal es contar con un seguro de hogar que cubra los desperfectos que se hayan podido producir.

Pero ¿cómo contratarlo? Te lo contamos en Wannacash.es.

Cómo contratar un seguro de hogar

Para contratar un seguro de hogar debes tener en cuenta ciertos aspectos de vital importancia.

Lo primero que tienes que tener en consideración es que hay varios tipos de seguro del hogar. Deberás elegir el tuyo según el tipo de vivienda del que se trate, el uso que se le dé a esa vivienda, etc.

Igual de relevante es el hecho de que conozcas el términos “infraseguro”, pues el no conocerlo puede ocasionar que caigas en un error del que luego puedas arrepentirte.

A la situación que se genera cuando el valor del capital asegurado es inferior al valor de reposición a nuevo del objeto asegurado se le llama infraseguro.

Para no caer en él, debes prestar atención al valor de los bienes que hay en la vivienda y también al valor de la edificación en sí.

Otro dato que debes conocer sí o sí es que la indemnización siempre irá acorde a la suma asegurada. Así que conviene que pagues un poco más al mes antes de que se produzca algún tipo de incidente en casa y luego tengas que sacar de tu bolsillo porque con el seguro no es suficiente.

Existen también varias coberturas. Está la básica, que te cubre las imperfecciones, reparos o desperfectos mínimos causados. Y las complementarias, entre las que puedes elegir varias según tus propios intereses y necesidades.

Dentro de la cobertura básica entra el que se considera uno de los requisitos indispensables de todo seguro de hogar, el de responsabilidad civil.

Esta cláusula es la que recoge los posibles daños que puedas causarle a terceros. O sea, imagina que se te rompen las tuberías de casa y no solo dañas tu casa, sino que se le filtra el agua al vecino también.

En tal caso, es el seguro de responsabilidad civil el encargado de solucionar la avería del vecino.

Y, por último, si vas a contratar un seguro de hogar y vives en una comunidad de vecinos, sería conveniente que consultaras primero la póliza de la comunidad.

También te puede interesar:

Y tú ¿tienes tu seguro de hogar ya?

Cómo contratar un seguro de hogar
Rate this post